¿Cómo sacar más humo a mi fumada? ¿El tamaño de la cachimba influye?

Con la llegada de noviembre a nuestro calendario, lo hace a su par el frío. Tanto tu como tu cachimba estáis en vuestro mejor momento de la relación. La manta, las palomitas, el refresco y una película os acompañan las tardes y noches de “sofing” en búsqueda de nuevos lanzamientos para disfrutar. No sabemos como está la cartelera, ni las novedades, ni los taquillazos de última hora, pero lo que si sabemos, y que seguramente se te ha pasado por tu cabeza en algún momento, es la pregunta de cómo sacar más humo de nuestra fumada.

Muchos consumidores, a lo largo de la historia de las cachimbas, han sido cómplices en cuanto a las farsas se refiere en torno a la leyenda de sacar más humo a la cachimba. Leche en la base, cachimbas y cazoletas gigantes han sido las más concurridas, siendo experimentado y negado por los consumidores sin solución positiva alguna. Por ello, y tras el comienzo de la temporada de frío y estar en casa, desde B2D, vamos a mostraros la forma más común y certera de sacar el máximo rendimiento a tu cachimba.preparan de diferente forma.

Tener una cachimba más grande no supone sacar más humo en la fumada. Puede ser más bonita, con menos restricción o que simplemente es grande de por si, que ninguna de las cualidades mencionadas cambiará nada a la hora de sacar más humo de tu cachimba. La solución siempre va a estar en tu cazoleta y la gestión del calor y tabaco que utilices.

A la hora de invertir en el mundillo, siempre se opta por actualizar la cachimba, dejando olvidada la cazoleta que llevas utilizando años. La cazoleta es el producto que te va a gestionar tu fumada, por lo que se debe invertir bien en ella. Como hemos comentado en anteriores entradas, existen de diferentes modelos, todos ellos con diferentes ventajas y desventajas para fumar, por lo que si eres de los de tradicional o phunnel tendrás que seguir nuestra entrada.

Para sacar el máximo rendimiento a tu cazoleta, deberás espolvorear el tabaco, abierto previamente bien tras sacarlo de tu bolsa de embalaje, sobre la cazoleta. Posteriormente, deberás ajustar los bordes del tabaco para que esté 1 mm por debajo del ribete de la cazoleta y superponer el gestor de calor que más te guste.

Una vez elaborada, deberás quemar los carbones naturales por todas las caras hasta que ninguna de ellas esté negra para finalmente colocarlos sobre el gestor.

A pesar de parecer un consejo de principiantes, el truco está aquí. En ser lo más perfeccionista en tu cazoleta y utilizar los materiales de máxima calidad que puedas encontrar. Tu cachimba estará a pleno rendimiento en menos de cinco minutos.

Nosotros ya hemos encendido los carbones y nos disponemos a preparar nuestra cazoleta de White Panter (dulce de leche) y Lion (menta) de Cannibal, ¿y tú, a qué esperas?

By Alejandro Carranza
para B2D Distribuciones

Compártelo en tu redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
¿Eres Mayor de 18? Para ver el contenido de esta web es necesario ser mayor de 18 años.
Abrir chat