¿Cómo preparar la cazoleta perfecta?

Tras repasar en anteriores entradas los accesorios más reconocibles del mundo shishero, llega el momento de hablar de uno de los conceptos más cuestionados de este mundo: el como preparar correctamente una cazoleta.

Son muchos los clientes que, al comprar su primera cachimba, y posteriormente cazoleta, no conocen el método adecuado de preparación en cazoletas de tipo Tradicional o Phunnel. Ambos tipos de cazoleta, siendo los más conocidos, reputados y utilizados del mundo shishero, se preparan de diferente forma.

Por una parte, utilizando en este caso las conocidas Oblako, las de tipo tradicional o también conocidas como Killer, se preparan completamente diferente que una Phunnel de la misma marca. En este caso, lo primero que hay que hacer es abrir correctamente la hoja del tabaco hasta el punto de que, a pesar de la melaza, estén completamente sueltas.

Posteriormente, ya sea de la ayuda de un tenedor o de nuestra propia mano, hay que dejar caer el tabaco sobre la cazoleta espolvoreándola como si de sal se tratase, así finalmente, con la ayuda de un punzón, presionarla con poca intensidad hasta llegar a dejar el nivel de nuestro tabaco mínimo 1mm por debajo del ribete de la cazoleta.

Como consejo final, para aquellos que no sean amantes de la restricción y que debido a ello sufran mareos o dolores de cabeza, es de gran ayuda hacer en el agujero central un pequeño surco o orificio por donde transcurra la mayor cantidad de aire posible.

Las cazoletas de tipo tradicional suelen tener una superficie adaptada al Kaloud, por lo que se aconseja fumarla con este accesorio para disfrutara al máximo. Como pauta negativa, nuestra cazoleta hará que se ensucie fácilmente la base, por lo que aconsejamos desde B2D que adquieras un recoge melazas para evitar limpiarla después de cada fumada.

Tras repasar los diferentes métodos de preparación de nuestra cazoleta, solo queda la experiencia, las numerosas pruebas y elección de tabaco y gestión de calor de nuestro cliente. Una iniciativa que poco a poco, tras haber preparado decenas de ellas, conseguirá adaptarlo a su gusto personal.

Por otra parte, en cuanto a las cazoletas de tipo Phunnel, debemos abrir el tabaco de la misma forma para que este se queme de forma homogénea y no únicamente la superficie que está cercana a los carbones. Posteriormente, hay que espolvorear el tabaco sobre la superficie de la cazoleta de la misma forma que en las tradicionales con la ventaja de que podemos presionarlo con mayor intensidad para adaptarlo a la carga que ofrece la cazoleta. Antes de colocar los carbones sobre nuestro gestor de calor, debemos asegurarnos de que no se nos ha caído ninguna hoja por el orificio central ya que directamente, en la primera calada, caerá a nuestra base ensuciándola. Finalmente, solo quedaría colocar el papel de plata y provost para disfrutar de tu cachimba.

Una vez más, cerramos una nueva entrada con el objetivo de que tanto estanqueros como clientes y fumadores aprendan con nosotros de los métodos de preparación de nuestra cachimba. Una forma de fumar innovadora y que poco a poco va quedándose como una de las elecciones más certeras para el público joven.

By Alejandro Carranza
para B2D Distribuciones

Compártelo en tu redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
¿Eres Mayor de 18? Para ver el contenido de esta web es necesario ser mayor de 18 años.
Abrir chat